MADE IN ARGENTINA

Recuerdo la primera vez que vi a Arnold en una foto haciendo la pose de doble bíceps de frente. "no lo podía creer" y no fue una revista culturista, fue en el suplemento de espectáculos de un diario porteño en el año 1985, donde brevemente anunciaba que un músculo de apellido difícil de pronunciar estaba transitando Hollywood y veríamos tal vez alguna película de "EL".

Por aquel entonces yo comenzaba a entrenar y cada vez que entrenaba al Gym no podía borrar ese desborde de musculatura, mejor dicho de bíceps, de tríceps. Era insoportable hacer esa misma pose frente al espejo y pensar en una comparación.

Qué distancia enorme nos separaba en Km., en cm. de brazos !!! Pero me di cuenta que estaba cerca de sus pensamientos, de su filosofía de vida culturista, social y hasta empresarial.

El roble austriaco como así se lo conocía dijo una vez "hasta el árbol mas grande fue en sus comienzos tan solo una semilla" y así de semilla hablaba, eso era lo que yo me sentía, y lo que mejor se me ocurrió por aquellos días era comenzar a regar mi semilla con abundante fondos en paralelas, combinadas en extensiones para tríceps en polea alta (4 x 10) hasta el fallo en cada una de esas súper series seguido de (4 x 8) de francés sentado con una pesada mancuerna asistido por un compañero.

Era bueno para el lunes uno de los días de tríceps, el cual lo completaba con pecho con solo un ejercicio de press en banco plano de (4 x 10) y dos aperturas (4 x 8) en el inclinado y (4 x 8) en la pecder estricto aguantando la negativa.

El martes llegaba al vestuario pensando que era mi día de bíceps recordando la foto que más me impactó, donde Arnold estaba haciendo flexiones con mancuernas en un banco inclinado y comentaba: "Cierro los ojos y siento que mis bíceps son picos enormes de montañas y quiero que se vean cada vez más grandes". Yo todavía en la base del cerro, con las mismas flexiones con mancuernas en el banco inclinado (5 x 8) con los ojos cerrados y súper concentrado me motivaba que mes a mes trabajaba con mancuernas mas pesadas, luego agarraba la barra recta frente al espejo (4 x 8) con mucho peso y poco impulso veía como de a poco la montaña se formaba.

Los viernes me ocupaba de darles el toque dos inspirando en aquello que había leído una vez: no hay exquisitez en la belleza sin algo raro en las proporciones, fijase en los

Culturistas que recuerdan: Platz por sus muslos, Larry Scout por sus brazos, etc. Y decididamente acepte que sin descuidar los otros grupos musculares mis brazos fueran la desproporción de mi cuerpo para lo cual recurrí al esfuerzo adicional de los viernes, comenzando con bíceps parado con barra E - Z (5 x 8), siguiendo en el banco Scout con E - Z muy estricto (4 x 8) y sintiendo cada centímetro del recorrido en flexiones a un brazo súper concentrado.

<<<Regresar

 

Cupón de descuento 2009





Búsqueda en google.com.ar

Copa Master.com.ar - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Supropia.com Líderes en Internet