CLAVES PARTE 7
PARA MEJORAR SI GIMNASIO

El efecto helicóptero es aquel que nos permite volar sobre una situación y quizás un problema y no estar dentro de él, pues, si estamos dentro es muy probable que no nos demos cuenta de los errores que se podrían corregir y perfeccionar para retener aún más al cliente

Lo grande de nuestro país lo hicieron aquellos pioneros que, a base de esfuerzo y empuje tuvieron la capacidad de trasformar un desierto en una potencia mundial, tal como era reconocida la Argentina a principios de siglo, los hacedores de aquellos tiempos, generaron tal riqueza que sus hacedores en vez de continuar su obra, se dejaron tentar por el facilismo y se transformaron en habladores y así, fue el tango “cambalache” se convirtió en el himno de nuestra decadencia y es impresionantemente malo para quienes pudimos viajar un poco, y ver como las mismas naciones que  se asombraban de nuestra pujanza vieron hasta no hace mucho a una Argentina transformada en “País cangrejo”, automarginada del mundo desarrollado, y así, nuestra sociedad, llego hasta el punto de la desilusión.

Con esta pequeña síntesis quiero mostrar tal vez donde nos encontramos y de allí depende hacía donde podemos ir.

CAMINO 1: El atajo, facilismo, pan para hoy, que nos conducirá hasta el corto final del camino 1, 0:

CAMINO 2: A la excelencia, camino largo, más duro, sin final previsto que si le damos la suficiente acción, estrategia y convicción nos codeará con el “éxito”.

No podemos temer el inicio del camino ni amedrentarnos por el tamaño de nuestros competidores. Ya la grandeza del gimnasio que fue el monstruo, no es suficiente para garantizar buenos resultados, y actualmente la mayoría de las veces sucede lo contrario.

Hoy, los grandes no se comen tanto a los pequeños, pero si, los lentos son devorados por los supuestos, el liderazgo de un negocio y el éxito es, demostrar con hechos esa capacidad de liderazgo, la innovación y la creatividad se consideran factores de hoy, que suceden diariamente y hacen que su majestad (el cliente) no, nos abandone.

Tal vez luego de haber leído la primera parte, de esta nota alguien se puede haber bajoneado, porque se identificó con lo expuesto, y otro “el dinámico”, se dio cuenta, de que hay, mucho por hacer. Y que, sin duda hay que hacer, perdiendo el mejor tiempo posible para que no, nos pasen en esto, que es algo así, como una carrera.

Es muy importante advertir en nuestro aprendizaje de liderazgo, que quizás no estemos dotados para una función determinada, en mi caso no creo ser el mejor para explicar una rutina de entrenamiento a un principiante, o a un intermedio, por lo cual si me esfuerzo a hacerlo de seguro lo haré mediocremente, ahí, es dónde debemos buscar delegar y mediante un aviso, comentario, o pedido a una bolsa de trabajo, a alguien = a un recurso humano, que lo haga bien, que su virtud sea hacer eso bien, que produzca resultados a partir de la acción, en mi caso dos de mis instructores (un profesor de educación física y un instructor, estudiante de medicina), realizan mucho mejor que yo, esa función y los clientes lo buscan, los esperan y se entrenan satisfechos por el buen trato que ese “buen recurso humano tiene para esa función”.

También el éxito de un gimnasio, cualquiera sea su dimensión, pasa por “el recurso humano” (generalmente señoritas) que estén en la recepción, no olvidemos que para muchos será el primer contacto con nuestra marca = gimnasio y si fueron cálidamente atendidos, si logramos hacerle sentir ese posible cliente que nosotros, de alguna manera lo ayudaremos, de seguro, al irse veremos a un 50% cliente pasando por nuestra puerta. Es muy importante que esa persona de 1er. Impacto (nuestra informadora) debe estar dotada de vocación de servicio para evacuar cualquier duda u aún más, “motivar” a que en nuestro gym, lograra el objetivo por el cual vino a consultar, y nuevamente a quién delego esa función, lo hace de mejor manera que como, lo haría yo.

UD. dirá entonces yo que hago?, y mi respuesta es: maneje el helicóptero: si estoy sobre la situación observándola, tratando de mejorar algo de lo que, “ellos” por estar dentro de la misma quizá no vean nunca, y mi función “efecto helicóptero” es estar rápido sobre el problema no dentro, consiguiendo, solucionando lo que no funciona, y creando algo que funcione con rapidez, evaluar el grado de satisfacción, o criticas  de mis clientes y agradecerles de algún modo por haber elegido mi gimnasio y por haber abonado allí su cuota mensual societaria.

(Mauricio Mac Donald)

< Regresar

 

 

Cupón de descuento 2007





Búsqueda en google.com.ar

Copa Master.com.ar - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Supropia.com Líderes en Internet