CLAVES PARTE 8
PARA MEJORAR SU GIMNASIO

“…NOS HIZO HERVIR LA SANGRE DE NUEVO Y PONERNOS TENSOS, OTRA VEZ TUVIMOS QUE ESTUDIAR, Y CALCULAR COMO ENFRENTAR SU COMPETENCIA EN CALIDAD Y SERVICIO…”

Esas palabras fueron las que le confesamos  a un viejo amigo mío, dos directores de gimnasios cercanos al mío, debido a que un día se me ocurrió inventar una promoción que maravillosamente la gente la tomó con beneplácito y se incremento la inscripción de gente nueva en un 18%.

Esta constaba en premiar a aquellos, que se tomaron la molestia de entrar a la recepción de mi gimnasio para pedir información, siempre entendí que si alguien viene lo hace por un estímulo emocional de querer empezar, ya en un 50% nos eligió, entiendo que podrá ir a preguntar a otro lado más, (sólo un 15% de gente consulta en 3 lados), ya sea porque viene a ver como es, qué le ofrecemos, cuánto le cobramos  por el servicio y humanamente hablando como la tratamos, teniendo en claro “esto” creí que por el sólo hecho de venir a preguntarnos por el valor de la cuota, los horarios, ver las máquinas, etc., ya deberíamos premiar a nuestro 50% cliente y lo hice dándole un “bonus” ( cartón-ticket) donde, de un lado decía:

Como nos gustaría tenerlo como cliente algún día y por el solo hecho de que nos agrado que nos venga a preguntar, ud. tiene un 50% de descuento en nuestra colección  de remeras con nuestro logo ($ 10 c/u), y si compra 2 un 60% sobre ambas.

Y del otro lado:

También queremos ofrecerle un 50% de descuento en su tercer mes de concurrencia consecutiva, así haremos que económicamente a ud. le resulte más aliviada su cuota y de este modo premiamos su constancia y esfuerzo.

El objetivo de éste “bonus” sería lograr hacer publicidad con las remeras y por otro lado la identificación de nuestra marca.

Dejamos un espacio como para hacerlo personalizado debido a que, es a ella ó es a él, que le brindamos ventaja y además a ella ó a él les encanta, que escribamos su nombre y apellido y cuando nos despedimos lo hagamos evocando su nombre, como si fuéramos amigos.

Esto produjo que nuestros casi clientes es un 50% guardasen este ticket de oportunidades del tamaño de una tarjeta de crédito para que lo pongan junto con ésta, y para que también asociaran lo que decía en los bordes del ticket en cuestión “recuerde que puede abonar ésta promoción con su tarjeta de crédito”… Y para darle un corte de seriedad a toda promoción, (de tiempo limitado), deje un espacio vacío en el cual agendar con día, mes y año la fecha de vencimiento del “bonus”, seis meses a partir de la entrega, de este modo motivará a la pronta edición de la inscripción de mi futuro cliente.

Mi secretaria se sorprendía cuando la gente satisfecha por dicha oportunidad (en un 27%) sacaba el dinero, o su tarjeta y abonaba su inscripción, algunos un bimestre, otros un trimestre “aprovechando” su “bonus” de descuento, para su tercer mes, comenzando al finalizar la gestión de pago, que era una buena manera de tomar la decisión de comenzar de una buena vez, y también de abonar por tres meses para autoerigirse, además, como la remera era barata ($ 10) ya resolvería la mitad de su situación, sólo tendría que comprarse un pantaloncito…

Como vemos, este comentario nos sirve, para seguir analizando técnicas de marketing estratégico con lo cual atraer y mantener clientes.

Ellos: no lo olviden hacen que nuestra empresa enriquezca o empobrezca y nuestras vidas personales pegadas en él.

Tenga cuidado que esta nota la leerán los de su competencia, y no se pierda la nota Nº 9 del próximo mes…

(Mauricio Mac Donald)

< Regresar

 

 

Cupón de descuento 2007





Búsqueda en google.com.ar

Copa Master.com.ar - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Supropia.com Líderes en Internet